martes, 23 de noviembre de 2010

ANATOMÍA DEL SISTEMA REPRODUCTOR MASCULINO:



a) Genitales externos:
 El pene es un tubo que permite la fecundación interna. En los hombres, hablando comparativamente, tanto el pene como los testículos es mucho más grande que el de otras especies. La zona uretral está bordeada tanto por arriba como por abajo por tubos que le dan una función hidráulica que le permite cambiar el tamaño. Estos tubos son dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso. El pene por tanto tiene doble función que se deriva de dichos tubos:
- Por los cuerpos cavernosos es por donde entra la sangre al haber una excitación, y será la entrada de esa sangre la que hará que el pene se ponga erecto.
- El cuerpo esponjoso es el que irriga al glande, haciendo que cuando el pene aumente, el glande aumente proporcionalmente. En el cuerpo esponjoso cabe menos sangre.
Cuando no existe erección la sangre entra y sale continuamente, pero no sucede lo mismo durante la erección.


b) Genitales internos: 
El origen embrionario del aparato urogenital proviene de los conductos de Wolf. Al principio están en la cavidad abdominal pero durante el desarrollo embrionario descienden. Los testículos, las células de Leydig y las de Sertoli, están unidos a la cabeza del epidídimo, y es de su cola de donde salen los conductos deferentes que se juntan al conducto eyaculador. Los conductos deferentes pasan por detrás de la vejiga y cerca de la vesícula seminal, quedando todo envuelto por la próstata. La próstata es una glándula bilobulada, una glándula aneja que proporciona líquido, junto con las vesículas seminales, a los espermatozoides. De la próstata pasa a la uretra (que está unida a la vejiga), donde la válvula de Cowper o balburetral vierte un líquido viscoso para facilitar la penetración.
Si el prepucio no es suficientemente ancho puede haber problemas como infecciones o el estrangulamiento del glande durante la erección. Los testículos están rodeados de muchas capas (escroto) que consiguen que esté a bajas temperaturas para conservar los espermatozoides. De hecho, se dice que si pones los testículos en agua caliente hay menos probabilidad de fecundación debido a que se atrofian los espermatozoides. El músculo de Cremaster produce durante la respuesta sexual que los testículos giren y retrocedan ligeramente hacia la cavidad abdominal para protegerlos durante la penetración. La sensación de orgasmo es la contracción de los músculos de la zona de la próstata.

1 comentario:

  1. buenisimas las entradas explicativas del aparto reproductor masculino y femenino...hacia tiempo que no veia dibujos asi

    vanessa lopez gimenez

    ResponderEliminar